Navidad en Múnich, un paseo para vivir la esencia de los mercados navideños | Mochila de Cromo

Alemania es, por méritos propios, el templo de los amantes de la Navidad. Ciudades y pueblos se llenan, en los últimos meses del año, de mercados tradicionales que inspiran a otros alrededor del mundo. El vino caliente, el olor a gofre o los adornos para el árbol son imprescindibles, todo dentro de una atmósfera mágica que no te puedes perder. En Múnich, capital de Baviera, también se vive la Navidad como en ningún otro sitio. ¿Nos vamos a dar un paseo navideño? Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos… ¡ya!

Antes de que estallara la crisis sanitaria del coronavirus, nuestro último viaje por Europa fue por Baviera y el oeste de Austria, viviendo la época más mágica del año en esta zona, epicentro de la Navidad europea.

Desde la mágica Hallstatt, el pueblo más bonito del mundo a orillas de un lago, hasta los mercadillos navideños de Salzburgo, los y las amantes de la Navidad encontrarán por estos lares un auténtico paraíso de buen gusto donde disfrutar de la cocina tradicional bávara y austríaca y el aroma a vino caliente una vez el sol se pone.

En esta ocasión, os invitamos a recorrer con nosotros los puntos más interesantes de la navidad en Múnich. Antes, recuerda que lo mejor es que contrates un seguro de viajes con cobertura COVID para viajar tranquilo/a por lo que si confías en la compañía líder, MONDO, podrás obtener un 5% por ser lector de nuestro blog. ¿Comenzamos?

La magia comienza a finales de Noviembre

Este año, los mercadillos navideños tradicionales abrirán sus puertas desde finales del mes de noviembre (en concreto, el 22) hasta el día de Nochebuena. Para los turistas españoles esto puede suponer un problema ya que nosotros estamos acostumbrados a que, cada vez más, los mercadillos navideños duren incluso unos días después de Reyes.

El mercado de Navidad de Christkindlmarkt es, por méritos propios, la referencia del buen gusto navideño. Todo lo que has soñado en cuanto a Navidad está aquí. Los puestecitos de madera que recuerdan a las cabañas de los Alpes Bávaros se entremezclan con los aromas de la canela, limón y las galletas de jengibre. Es tiempo de sentirse como un niño mientras admiramos el enorme árbol navideño que tiene, como telón de fondo, el ayuntamiento, de fabuloso estilo neogótico (os recordará mucho al ayuntamiento de Viena).

A lo largo de la Kaufingerstrabe podremos encontrar algunos puestos más, donde disfrutar del glühwein, el vino especiado típico de la zona que cada vez tiene más aficionados fuera de Alemania y Austria y que, incluso, hoy podemos encontrar en mercados y supermercados españoles cuando se acercan las fiestas navideñas.

Pistas de hielo para toda la familia

Continuando por esta avenida que vertebra el casco histórico, dejando a uno y otro lado las tiendas de firmas más conocidas, atravesaremos el Karlstor, la puerta de origen medieval que protegía la ciudad para llegar hasta la Karlsplatz, histórica plaza que durante la Navidad se convierte en una enorme pista de hielo.

La pista invita a ponerse los patines e intentar recorrerla de lado a lado pero, si no sois demasiados duchos con los afilados zapatos, siempre podréis disfrutar de una cena al calor de las velas mientras observáis como los resbalones y risas desde la terraza panorámica.

Un mercado navideño «real»

Dentro del palacio de Residenz, antiguo hogar de la monarquía bávara, podréis encontrar el Weihnachtsdorfs que, más que un mercado al uso, es como una especie de pueblecito navideño con estampas y figuras de la época.

Además, la tradición germana hace que, a principios de diciembre llegue el Krampus, una especie de demonio con orejas de elfo y cuernos que, si bien no trae carbón como nuestros queridos Reyes Magos, sirve para atemorizar a los más pequeños de la casa que no se han portado demasiado bien. Podréis disfrutar del desfile del Krampus por las calles del casco histórico de Múnich.

Si buscáis planes algo más tranquilos, son numerosas las iglesias que durante estos días celebran recitales y conciertos típicos, muchos de ellos de entrada gratuita. Además, si sois aficionados a los belenes tradicionales, en el mercado de Kripeermarkt encontrareis centenares de figuritas para decorar vuestro Nacimiento, con auténticas joyas de artesanía.

¿Planeando una escapada navideña a Baviera? Sin duda, su capital, Múnich es perfecta para hacer de campamento base y, desde aquí, recorrer todo lo que la zona puede ofrecernos, más en esta época del año. Si buscas alojamiento, aquí te dejamos nuestros dos hoteles que visitamos:

Si eres un apasionado/a de los mercados navideños, este artículo sobre los mercados navideños de Berlín, en la capital alemana, te resultará imprescindible. Si vas a desplazarte hasta Hallstatt en transporte público desde Múnich, o quieres saber a cuánto puede subir una noche en este exclusivo pueblo, aquí puedes leer más.

¿Has vivido la magia de la Navidad en Baviera y quieres recomendarnos otros mercados u actividades? Os leemos, como siempre, en el apartado Comentarios que encontraréis más abajo.

Recuerda que ser lector o lectora de Mochila de Cromo es totalmente gratuito por lo que si te ha gustado este artículo te animamos a compartirlo y dejarnos un like ya que así lograrás que esta fantástica comunidad viajera crezca. ¡Nos leemos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star