Icono del sitio Mochila de Cromo

Excursión a Illetas desde Mallorca en catamarán

Anuncios

Si nos imaginamos una escapada a Mallorca, nos viene a la mente sus fantásticas calas de azul turquesa, la impresionante oferta cultural de ciudades como Palma y una deliciosa gastronomía que no podemos perdernos. Pero, ¿quién no ha soñado vivir el verano eterno que ofrece Mallorca desde un catamarán? Si quieres que tus vacaciones vayan a un nuevo nivel, hoy os presentamos la excursión que los chicos de Buendía Tours ofrecen con una magnífica relación calidad-precio, en colaboración con Magic Catamarán.

Con la garantía de Buendía Tours

El equipo de Buendía Tours son grandes conocidos por nosotros. Si sois seguidores y lectores asiduos, fue con esta compañía astur-belga especializada en excursiones en destino con quienes realizamos la excursión en el palacio de Versalles, una de las visitas imprescindibles en París.

Además, uno de los planes más románticos que puedes hacer en la capital francesa es disfrutar de un agradable paseo en barco por el río Sena. Desde Buendía Tours ofrecen una completa excursión que combina Versalles + paseo en barco por el Sena, con uno de los mejores precios que os podréis encontrar en Internet y que, además, cuenta con la garantía de que todo va a salir perfecto. La atención de Buendía, así como su equipo humano, son uno de los mejores activos que tiene la empresa.

Más de tres horas y media en alta mar

Pero hoy nos centraremos en nuestra excursión en catamarán desde el puerto de Palma de Mallorca hasta las calas de Illetas, a pocos kilómetros de la capital de la isla.

Lo primero que hay que destacar es que la excursión está pensada para todo tipo de públicos. Nosotros, antes de realizar la reserva, dudábamos si sería un barco de fiesta a bordo, como otros que se pueden ver desde el puerto deportivo. Si bien es cierto que el ambiente es muy agradable, en ningún momento se convierte en una fiesta «al desmadre», haciendo que sea una excursión ideal para grupos de amigos que quieren disfrutar del sol, parejas que buscan un plan romántico o familias, con peques, que quieran pasar un día divertido a bordo. 

Primeras fotos nada más salir del puerto deportivo / Mochila de Cromo

La salida se realiza, puntual, desde el muelle de Golondrinas. Desde aquí parten otras excursiones, por lo que está todo muy bien señalizado, hay paradas de autobús urbano cerca así como de taxis. Desde el centro de Palma, tomando como referencia la catedral, apenas tardaréis unos quince minutos con un agradable paseo junto a la marina.

Una vez llegamos a la zona de embarque, solo debemos enseñar nuestra reserva -no es necesario código QR- con Buendía Tours. ¡Y nos vamos a bordo!

Había que inmortalizar el momento / Mochila de Cromo

Sol, barra libre y buceo en una preciosa cala

Poco a poco, van embarcando los aventureros que vivirán una experiencia única. Tras unos minutos presentando a la tripulación, unas normas básicas en cuanto al cuidado de los baños a bordo, así como unas nociones básicas de seguridad, el catamarán zarpa rumbo al paraíso.

Nos espera una travesía que comienza con las vistas hacia los impresionantes yates que nos rodean. Todo un lujo que demuestra que Palma es un destino gourmand, sin duda. Pronto el último faro de la bocana del puerto nos despide y el Mediterráneo nos recibe con los brazos abiertos.

Barra libre de cola, refrescos de limón y naranja, así como agua / Mochila de Cromo

El suave vaivén del catamarán nos invita a tomar asiento, contemplar las vistas y ver como la preciosa catedral de Palma se aleja poco a poco. La sierra de Tramontana es visible en todo su esplendor, también. A la vuelta, tendremos tiempo de verla con calma. 

Pasado el golfo que crea la bahía de Marivent, con el palacio al fondo, ponemos rumbo a Illetas, punto final de la primera parte de la excursión. Dejando a mano derecha el torreón de Illetas, el catamarán se resguarda de alta mar en esta preciosa cala de aguas turquesas, pequeñas viviendas de lujo que caen al mar y en un entorno idílico que parece sacado de película. 

En plena cala de Illetas, con la playa al fondo / Mochila de Cromo

Nada más llegar, el capitán nos indica que tendremos unas dos horas para disfrutar del paisaje y el entorno. Os avisamos que se os harán cortas y que no os querréis ir. 

Los primeros chapuzones y los primeros saltos desde el catamarán no se hacen esperar. A babor, los más pequeños bajan con las gafas de buceo -gratuitas y disponibles, solo hay que dejar un depósito que se devuelve- buscando los primeros peces e intentando acercarse a las rocas de la bahía.

En proa, muchos aprovechan esta especie de dolce vita mallorquina para inmortalizar el momento a través de redes sociales. Refresco en mano, si es posible, ya que desde el catamarán ofrecen barra libre de agua y refrescos, así como bebidas sin alcohol. Si queréis celebrar la vida y el verano, los precios de las cervezas son sumamente populares -solo dos euros-. Ya os dijimos que se os haría corto.

Momento de relax en la zona solárium del catamarán al llegar a Illetas / Mochila de Cromo

Nosotros hicimos de todo. Saltamos desde el catamarán, nos pusimos las gafas para ver los bancos de peces que se acercaban al barco, nos tomamos unos refrescos desde la zona solárium… una excursión que, hasta ese momento, era perfecta. ¿Podría mejorar?

Vuelta al puerto con una última sorpresa

Suena «Por la boca vive el pez» de Fito y Fitipaldis. Los peques, incansables, no quieren volver a bordo -no son los únicos-, pero es hora de volver a puerto. Deshacemos el camino, con el sol bajo y regalándonos una golden hour digna de las mejores postales. 

A lo lejos, la catedral de Palma se ve como una joya dorada que ilumina la bahía. Pero, lo que no sabíamos, es que podríamos acercarnos a conocerla desde el mar. El catamarán modifica su rumbo para que podamos contemplar esta joya gótica desde una perspectiva diferente. Sin duda, todo un regalo.

Los vuelos continúan saliendo del cercano aeropuerto, algún turista nos saluda desde el puerto y la vida parece volver a su día a día. ¿Habrá sido esta excursión un sueño?

Debemos agradecer al equipo de Buendía Tours que nos haya facilitado vivir esta experiencia. Es una de las novedades de su cartera de servicios para esta temporada y, estamos seguros, se volverá -pronto- en todo un imprescindible. La simpatía del personal a bordo, la propia excursión con las vistas impresionantes, el servicio de barra libre o la posibilidad de bucear en una de las calas más bonitas de Mallorca hace que sea una forma diferente de pasar una tarde de verano en la isla por solo 25€ persona. ¿Lo único malo? ¡Que no es eterno!

En nuestro Instagram, además, os dejamos un pequeño vídeo-resumen de la experiencia. No dudes echarle un ojo.

Impresionante regalo el acabar así la excursión / Mochila de Cromo
Salir de la versión móvil