Icono del sitio Mochila de Cromo

¿Dormir en un castillo? Es posible en la Ruta del Vino de Toro

Anuncios

Escapada Urbana

Castillo Monte la Reina (Toro)

dormir en un castillo con la comodidad del siglo xxi

Ubicado en las llanuras próximas a la ciudad de Toro (Zamora) y enclavado entre viñedos, el hotel Castillo Monte la Reina es uno de los imprescindibles en la Ruta del Vino de Toro. 

Sus vistas, sus atardeceres, sus coquetos salones y sus espaciosas habitaciones harán las delicias de los viajeros más premium. Y es que en esta Ruta del Vino, encontrarás un enoturismo de calidad y vanguardista. 

Estamos seguros que este cuatro estrellas te llamará la atención y te invitamos a conocerlo de nuestra mano. 

Viñedos, bodegas y un castillo de ensueño

Ubicado sobre una loma y rodeado de viñedos, el Castillo Monte la Reina ofrece todo lo que los amantes del enoturismo más sofisticado buscan. Un alojamiento premium en un castillo de estilo neogótico, con un exterior que sorprende y un interior que enamora. 

El largo camino de piedra nos acerca hasta las bodegas, justo debajo del hotel. Como si se hubiese sacado de una película de época, traspasamos la enorme puerta que accede a una coqueta recepción. 

Asombra la decoración, vanguardista y moderna, con su ladrillo caravista. Un toque desenfadado y hasta industrial que no quita mérito a sus salones de sofás aterciopelados. 

¿Un rincón con encanto? Su deslumbrante biblioteca. Perfecta para pasar las tardes disfrutando de una lectura sobre los vinos de la Denominación de Origen Vino de Toro, conociendo parte del rico patrimonio románico de la zona o, simplemente, relajándose con una buena taza de café mientras se observa el paso lento del canal de Toro a través de los ventanales del castillo. 

Habitación doble con bañera hidromasaje / Mochila de Cromo

Los mejores atardeceres en Toro

Quizás no sean los mejores del mundo (o sí, depende a quién le preguntes) pero lo que os aseguramos es que no os dejarán indiferentes. Las tonalidades moradas, anaranjadas y rosáceas parecen querer competir con los viñedos que rodean al Castillo Monte la Reina. No podemos imaginar cómo estará de bonita esta zona en plena época de la vendimia.

Su mirador privilegiado sobre la vega del Duero hace que el tiempo se detenga y que cada instante necesite ser capturado. Punto icónico para las imágenes más instagrameables, no nos imaginamos mejor rincón en la Ruta del Vino de Toro para disfrutar de tan romántico enclave. 

Habitaciones premium y cocina llena de sabor

Después de un largo día de enoturismo por la Ruta del Vino de Toro, nada como saborear los menús de cena en el Castillo Monte la Reina. Regados con los vinos de su propia bodega (el blanco es nuestro favorito por su toque afrutado), el menú se compone de un aperitivo, un primero y un delicioso segundo. 

En nuestro caso, disfrutamos de un pequeño saquito de langostino sobre salsa rosa para seguir con una ensalada de frutas y salmón ahumado, aliñada con mostaza suave. Terminamos con un sabroso secreto ibérico en cama de piquillos asados y, por supuesto, con espacio para unas natillas caseras. 

Después de esta fartura, toca descansar en las confortables habitaciones. Siguiendo el toque industrial de todo el castillo, el colchón parece querer absorbernos. Sus almohadones y el tejido de las sábanas son de máxima calidad. En el baño, además, encontramos una bañera hidromasaje que hará las delicias de los viajeros más exigentes. ¿Quién se resiste a un baño de burbujas en un castillo?

A la mañana siguiente nos esperaba un desayuno servido en mesa donde no faltaba la fruta recién cortada, unos delicados croissants y panecillos tostados. Una pequeña bandeja con embutidos y queso así como un café con cuerpo era todo lo que necesitábamos para coger energía para un día de disfrute en los alrededores de Toro. Destacar el servicio, sumamente agradable y dispuesto a facilitarnos cualquier aspecto. 

Alojamiento eco-friendly y sostenible

Otra de las cosas que más nos ha gustado de este cuatro estrellas es la visión sostenible que tienen de sus bodegas y de su alojamiento. Así, toda la energía que consumen las instalaciones procede de paneles solares instalados en la propia finca. El agua que se usa es de pozos de la zona. 

Otra forma de viajar es posible y las gerentes del Castillo Monte la Reina lo saben. Disminuir la huella de carbono y hacer que nuestro impacto como viajeros sea el mínimo es una de las cosas que más nos satisfacen a la hora de viajar. 

Sin duda, todo un imprescindible en la Ruta del Vino de Toro. La cercanía a la ciudad así como a las bodegas de toda la comarca hacen que el Castillo Monte la Reina sea una de las mejores opciones para los viajeros que buscan vivir una experiencia diferente. 

Está claro, la Ruta del Vino de Toro nos va #dejandohuella. Haz tu reserva en su propia página web para encontrar el mejor precio disponible. 

Recuerda que ser lector de Mochila de Cromo es totalmente gratuito. Si te ha gustado este artículo, te invitamos a dejarnos un like y compartirlo en tus redes sociales. ¿Te gustaría dormir en un castillo como este? Háznoslo saber en los Comentarios. Este post está patrocinado por la Ruta del Vino de Toro. 

Biblioteca del hotel / Mochila de Cromo
Salir de la versión móvil