Icono del sitio Mochila de Cromo

Cafetería Múnich, cafés y platos combinados con vistas al parque San Francisco de Oviedo

Anuncios

En una de las esquinas que forma el ovetense Campo San Francisco nos encontramos con una de las cafeterías con más solera de la ciudad de Oviedo. Sus grandes ventanales invitan a disfrutar de una buena taza de café mientras su variada carta de platos combinados y sándwiches, hechos al momento, es perfecta para comer algo ligero y saludable en pleno centro de la ciudad. ¿Quieres conocer nuestra experiencia? Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos… ¡ya!

Ubicado en una de las esquinas del parque San Francisco, a escasos metros de la estatua de Mafalda y las preciosas fuentes de este parque centenario, nos encontramos con un rincón donde disfrutar de una buena taza de café. A través de sus enormes cristaleras, la Cafetería Múnich nos invita al descanso después de una jornada de trabajo intensa, viendo el ir y venir del tráfico y sus transeúntes, con el telón de fondo que es el parque.

Dentro del local, Jose, gerente de Cafetería Múnich nos recibe con una enorme sonrisa a pesar de la mascarilla. Las estrictas medidas de seguridad que se toman en esta cafetería con solera nos llevan a desinfectar nuestras manos y enseñar el pasaporte COVID. Una vez realizada esta gestión, estamos preparados para disfrutar de un buen plato combinado en pleno centro de Oviedo.

Platos combinados, de toda la vida y al mejor precio

Destaca que la Cafetería Múnich guarda un poco el carácter de aquellos cafés, tan nuestros, donde podíamos disfrutar de un buen servicio acompañado de los ya casi extintos platos combinados. En un mundo en el que las nuevas tecnologías y la apariencia se imponen a lo práctico, nos ha encantado encontrar un café que siga ofreciendo una variada carta de platos combinados. Desde los más saludables, perfectos para cuidar la dieta, como su combinado Londres (pechuga de pollo, sabrosa tortilla de bonito, patatas y ensalada) hasta los más contundentes como el Madrid: un buen chorizo asturiano con su huevo frito, patatas y jamón serrano. Un auténtico plato de la abuela que no os dejará indiferentes.

¿Nuestro favorito? Sabéis que somos unos auténticos cachopo lovers, ¿verdad? Bueno, pues en la Cafetería Múnich puedes disfrutar de su combinado Moscú. Incluye un crujiente cachopo de pollo, bastante más grande de lo que podemos considerar de ración, así como croquetas caseras, una cremosísima ensaladilla rusa y patatas.

Un acierto que Cafetería Múnich siga apostando por los clásicos. Es difícil encontrar rincones, y menos en pleno centro de la ciudad, donde comer de manera abundante, casera y disfrutando de unas vistas impagables por sólo 7,50€. Cocina como la de casa.

Pinchos take-away

En el rato que estuvimos disfrutando de nuestro plato combinado pudimos observar la cantidad de gente que se acerca hasta el Múnich a recoger algunos pinchos para llevar. Somos los primeros que apenas tenemos tiempo para hacer un descanso y nos parece que es uno de los cafés con mayor variedad de pinchos caseros, hechos al momento, de Oviedo.

Desde los más clásicos como el de pollo o lomo con queso, hasta los sándwiches vegetales o, el especial de la casa, un buen emparedado de jamón York, queso, cremoso de bonito con mayonesa y huevo frito chorreante.

Si sois como nosotros, de buen comer, también podéis pedir algún sándwich para llevar. Os lo hacen al momento, y el buen hacer de su cocinera hace que esté hecho tal y como lo haríais en casa, pero con el toque único de la cafetería Múnich.

Disponen de hasta seis tipos de sándwiches diferentes, como el Mixto con huevo o el especial de la casa, el Múnich. Un crujiente bocado de pan horneado con mantequilla que cuenta con un relleno de pechuga de pollo, lechuga, queso, tomate, espárragos, bonito y mayonesa. Os aseguramos que Jose y su equipo no os dejarán marchar de aquí con hambre.

Tartas «instagrameables»

Lo bueno que tiene la Cafetería Múnich, además de un servicio personalizado, único y que te hace sentir como en casa, es su sección de dulces y tartas. Vayamos por partes.

Disponen de una barra con repostería tradicional, donde no faltan los croissants o deliciosas pastas, así como otros productos que vuelan cada mañana desde bien temprano. Pero, lo que para nosotros es un auténtico must, es probar sus tartas.

Pudimos probar hasta tres diferentes. La primera, la de chocolate, es toda una oda al buen gusto y su potente sabor invita a disfrutar de un buen espresso. La envolvente red-velvet es otra de sus creaciones, con una cobertura no demasiado dulce que nos ha encantado y un bizcocho sumamente esponjoso. Por último, nuestra favorita, la carrot cake (tarta de zanahoria) donde el vaporoso bizcocho se marca con los aromas dulces de la zanahoria y el toque sofisticado de canela… ¡imposible no pedir otra ración!

Desde luego, hemos descubierto toda una joya de la hostelería carbayona. Clasicazo donde los haya. Buenos productos, un local con encanto donde poder comer o tomar algo mientras teletrabajas (cuentan con un piso superior muy tranquilo donde apenas hay ruido; yo ya me he agenciado mi esquina particular), precios más que ajustados acordes a una muy buena calidad y, lo más importante, un trato excelente que hace que sintamos a Jose, y todo su equipo, como uno más de la familia.

Gracias por permitirnos conocer vuestra casa y estamos seguros que volveremos pronto ya que nos han quedado muchos platos combinados por probar. Si tú también conoces esta cafetería en pleno centro de Oviedo te animo a dejar tu opinión en el apartado Comentarios que encontrarás un poco más abajo.

Recuerda que ser lector o lectora de Mochila de Cromo es totalmente gratuito por lo que si este artículo te ha gustado, te animamos a que nos dejes un like y compartas la publicación en tus redes sociales. Así, ayudas a mantener esta fantástica comunidad viajera. ¡Nos leemos!

Salir de la versión móvil