Mochila de Cromo

Guía para recorrer Toledo en un día: los imprescindibles | Mochila de Cromo

Toledo, capital de Castilla La Mancha y ciudad imperial, atesora una de las colecciones patrimoniales más increíbles de toda España. Pasear por sus empinadas calles y pasadizos es un ejercicio de inmersión cultural hacia tres pueblos que convivieron, en aparente armonía, intramuros. Si solo dispones de un día para recorrer la regia Toledo aquí te dejamos una guía con lo imprescindible. ¿Quieres conocer todo lo que puede ofrecerte la ciudad de El Greco? Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos… ¡ya!

Vaya por delante que Toledo bien merece un fin de semana o puente para poder recorrer todos sus rincones, saborear su afamada gastronomía y dejarse enamorar por esta ciudad imperial que parece haberse quedado anclada en el tiempo. Los y las amantes de las leyendas y misterios también encontrarán en Toledo una de las ciudades con más fenómenos paranormales.

En este caso, solo disponíamos de un día para poder recorrer sus calles por lo que os hemos traído una guía completa para no perderse nada para que os podáis hacer una primera idea de lo variada que es la oferta cultural y patrimonial en esta ciudad.

Aparcamiento gratuito y Zocodover

Uno de los grandes inconvenientes al planificar una escapada a Toledo es dónde aparcar. Si bien es cierto que Toledo está conectado, mediante AVE (tren de alta velocidad) a Madrid, quizás no sea la opción más barata (pero sí la más rápida). Por otro lado, la primera vez que visitamos la ciudad, nos acercamos desde Madrid en autobús, un recorrido de poco más de una hora que estaba muy bien de precio.

Si decides venir con tu propio vehículo debes saber que se puede hacer complicado moverte con él por las estrechas callejuelas del casco histórico de Toledo por lo que, lo mejor, es dejarlo extramuros. Si, además, no quieres pagar nada, te recomendamos que dejes tu vehículo en el aparcamiento de Safont, justo delante de la estación de autobuses y que dista unos metros de las escaleras mecánicas que te subirán, también de manera gratuita, hacia el centro de la ciudad.

Lo primero que verás será la zona de Miradero, donde se ubica el Palacio de Congresos, un fantástico mirador con vistas a la parte más nueva de la ciudad así como al río Tajo. No te preocupes, a lo largo del recorrido encontrarás otros puntos donde realizar fotografías de la panorámica.

Ascendiendo por la calle Venancio Rodríguez, nos adentramos en la famosa plaza de Zocodover. Epicentro de la ciudad donde parten la mayoría de tours y free tours, es posible disfrutar de una taza de café observando el ir y venir de los toledanos (y hordas de turistas) que a primera hora de la mañana comienzan a llenar la plaza.

Este punto es interesante ya que era conocido como la plaza de las bestias; se tienen escritos, ya en época árabe, de la existencia de esta plaza y que, años más tarde, serviría como centro de ejecuciones para los ladrones y maleantes de la ciudad. De hecho, en el centro de la plaza se encontraba el clavicote, un punto donde se depositaban cadáveres de personas sin familia y donde se pedía una pequeña limosna con el fin de darles cristiana sepultura.

Escultura de Cervantes y Museo de la Santa Cruz

Atravesando el Arco de Sangre (os podéis fijar que el estilo arquitectónico no es el mismo a sendos lados del arco) nos encontramos con la estatua a Miguel de Cervantes. Si descendemos un poco más, nos topamos con el Museo de la Santa Cruz, ubicado en el antiguo Hospital de Santa Cruz del Cardenal Mendoza, que alberga numerosas obras del pintor griego Doménikos Theotokópoulos, más conocido como El Greco.

Del siglo XVI, su uso, como hospicio, hizo que todos los niños y niñas huérfanos de la ciudad encontrasen aquí un hogar donde, pasado un tiempo, a los hombres se les enseñaba un oficio mientras que las mujeres trabajarían en el servicio doméstico o bien esperarían a encontrar un hombre con el que contraer matrimonio.

Destaca, en el exterior, el pórtico principal, de estilo plateresco (arquitectura que nos evocará a la vista en Salamanca) y cuya fachada es testigo mudo de lo acontecido durante la Guerra Civil española. Es interesante acercarse hasta el extremo oriental de la misma para observar los restos de la metralla ya que este precioso espacio tuvo como usos, entre otros, el de cárcel y cuartel.

«El Alcázar no se rinde»

Uno de los puntos más llamativos de la ciudad de Toledo es, sin duda, su Alcázar. Ya debemos llevar una hora en esta fantástica ciudad y es hora de conocer uno de los símbolos de Toledo.: su Alcázar.

Construido sobre restos romanos y visigodos, el Alcázar toledano adquirió la estructura de estilo renacentista de la mano de Carlos V, con su característica planta rectangular y sus cuatro torres. Durante la Guerra Civil fue destruido por completo, con voladuras en pasadizos subterráneos que hicieron que una de sus torres cayese como si de naipes se tratasen. A partir de 1940, el dictador Francisco Franco mandaría reconstruir este enclave con la idea de reconvertirlo en un monumento al asedio de la ciudad. Actualmente, alberga el Museo del Ejército, con una completa colección que puedes visitar los domingos de manera gratuita (eso sí, os recomendamos ir temprano ya que se forman largas colas).

Teatro de Rojas y Catedral «Primada» de España

Nuestro paseo continúa ahora por los callejones hasta la plaza de la Magdalena, donde podemos observar, en las fachadas de los edificios, uno de los símbolos más característicos de la ciudad: los trampantojos. Este estilo decorativo consistía en pintar, con suma pericia, delicadas losetas y diseños con los que decorar las casas sin necesidad de gastar demasiado en su embellecimiento. Hay que fijarse bien ya que muchos de ellos nos engañan y se hace difícil distinguir qué es verdad de lo diferente.

Continuamos nuestro descenso hacia la plaza Mayor donde podemos observar el Teatro de Rojas, de estilo italiano y que data de finales del siglo XIX. Estamos ya cerca de la catedral de la ciudad, conocida como «primada» de España.

Construida en el siglo XIII, de claro estilo gótico con reminiscencias francesas, terminó su construcción en pleno siglo XV, utilizando el espacio que ocupó la mezquita mayor en época árabe. Conocida como «Primada de España», recibe este nombre porque está considerada la más importante para la Fe cristiana en España aunque, en realidad, nada tiene que ver con su tamaño ya que la catedral española más grande es la de Sevilla.

Destaca su retablo así como la Puerta del Perdón, la central de las tres puertas en la fachada principal, recibiendo su nombre porque quienes pasaban bajo ella conseguían el indulto de la Iglesia. Asimismo, el gran arco (espectacular) cuenta con seis arquivoltas y será difícil verla abierta ya que esto solo ocurre cuando el nuevo arzobispo toma posesión de su nuevo cargo, o en ocasiones especiales.

Hora de disfrutar de la gastronomía toledana

Sin duda, ya habremos llegado al mediodía por lo que va siendo hora de buscar un lugar donde disfrutar de la auténtica gastronomía toledana. En nuestro caso, quisimos comer en el famoso restaurante Scala (Cuesta de la Sal) pero lo cierto es que la cola llegaba hasta casi la calle paralela a la Catedral por lo que deshicimos el camino hasta encontrarnos con El Corral de Don Diego, en la plaza del mismo nombre. Un bar con buena relación calidad-precio, con una vasta carta donde poder disfrutar de productos como las migas, las carcamusas (plato típico toledano a base de carne guisada con chorizo y un toque picante) así como productos de caza como el venado (una de sus especialidades). Su tranquila terraza, algo alejada de las hordas de turistas, invita al descanso para continuar nuestro periplo por Toledo.

Judería de Toledo

Como sabéis, tres culturas se dieron la mano en esta ciudad imperial: la cristiana, la musulmana y la judía. Uno de los puntos más ricos, culturalmente hablando, es la parte de la judería toledana.

Llena de misterios y leyendas, será fácil identificar que nos encontramos en ella por los numerosos carteles de judería o jewish quarter que veremos en el suelo, así como numerosos azulejos con inscripciones en hebreo.

De este coqueto barrio, mirador privilegiado al Tajo, podemos acercarnos a conocer sus dos sinagogas: la del Tránsito (siglo XIV) o la de Santa María La Blanca (del siglo XIII y convertida en templo cristiano en el siglo XV). En las inmediaciones también encontraréis el Museo de El Greco, que acoge una extensa colección de sus obras de los siglos XVI y XVII que nos permiten conocer, a través de su arte, la vida de la sociedad toledana en aquellos años.

Barrio musulmán toledano

El tiempo se nos echa encima por lo que haremos una última parada para admirar la huella árabe en la capital manchega. Si nos dirigimos hacia el norte, nos toparemos con el barrio musulmán donde la estética de los edificios pasa ahora hacia el arte mudéjar, con arcos en forma de herradura e inscripciones árabes o con decoraciones vegetales en la mampostería de los edificios.

En este punto, y antes de regresar a nuestro coche o la estación de autobús/tren, dedicaremos unos minutos a disfrutar de la parroquia de Santiago El Mayor o de la cercana Puerta de Bisagra. Si tenemos tiempo, no podemos perdernos la mezquita del Cristo de la Luz.

¿Solo hay monumentos interesantes intramuros?

Para nada. Por eso os decimos que Toledo bien merece una escapada de mínimo dos noches, con el que disfrutar de su vasto casco histórico pero también de los numerosos puntos y enclaves que merecen una pausada parada para disfrutar de su contenido. Por ejemplo, cerca de las murallas de la ciudad, nos encontramos con el Circo Romano de la ciudad o con el sepulcro del cardenal Tavera.

Asimismo, si buscáis la típica imagen panorámica de la ciudad, debéis dirigiros hacia el Mirador del Valle, muy cerca del Parador de Toledo (recuerda que si eres Amigos de Paradores puedes recibir interesantes descuentos). El atardecer desde aquí es impagable y será el broche perfecto a una jornada intensa pero llena de contrastes.

¿Has estado en la ciudad de las tres culturas y quieres contarnos tu experiencia? ¿Qué otros sitios deberíamos incluir en la lista? Recuerda que os leemos, como siempre, en el apartado Comentarios que encontraréis un poco más abajo.

Recuerda que ser lector o lectora de Mochila de Cromo es totalmente gratuito por lo que si deseas leer artículos como este, te animamos que compartas la publicación y le des like para que nuestra familia viajera crezca. ¡Nos leemos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star