Mochila de Cromo

Peñalba de Santiago y el Valle del Silencio | Mochila de Cromo

Silencio. Puro silencio. Sólo el rumor de los riachuelos, el devenir del viento y el bailes de los álamos. Sólo eso perturba la calma y tranquilidad del pueblo Peñalba de Santiago, encamarado en lo alto del Valle del Silencio y considerado uno de los pueblos más bonitos de España. ¿No lo conoces? Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos… ¡ya!

Un fin de semana por El Bierzo es la excusa perfecta para disfrutar de la gastronomía de la zona, donde abundan los productos de la huerta y las carnes, así como de espacios tan emblemáticos como el Salto del Pego, Ponferrada o la preciosa Peñalba de Santiago, considerado uno de los pueblos más bonitos de España.

Razones no le faltan: desde su rico patrimonio arquitectónico popular hasta su iglesia de estilo mozárabe, todo impregnado por el bucólico paisaje que forma el Valle del Silencio.

Una sinuosa carretera para llegar

Cuando comentamos que iríamos a visitar Peñalba de Santiago nos advirtieron que la carretera era estrecha y, en algunos puntos, hasta peligrosa. Lo cierto es que para llegar a Peñalba de Santiago se puede hacer de dos formas: la habitual es por donde nos lleva tanto Google Maps como Maps de Apple, en un recorrido de unos 40 minutos desde Ponferrada, capital que dista 20 kilómetros al pueblo.

La otra opción, que es la que os recomendamos sin duda, es acercarse tomando la LE-CV-192/21. Esta carretera es, sin duda, mucho mejor que la otra opción pese a que su firme no esté en las mejores condiciones; desde ella, encontraremos una desviación que nos llevará, sin mayor problema pero en fuerte descenso, hacia los aparcamientos gratuitos en la zona más externa del pueblo. Son amplios, cuentan con numerosas plazas, y están situados estratégicamente para evitar, en todo momento, el caos de tráfico en el pueblo (y aún así, alguien habrá que quiera entrar con su coche hasta casi la iglesia).

El tiempo se detiene en el Valle del Silencio

El nombre de este valle berciano es totalmente adecuado por las características del mismo. El silencio pesa, como una losa, por todo el valle donde sólo las risas y gritos de los más peques en los dos bares del pueblo parecen romper este silencio mágico.

Cuenta la leyenda que el nombre del lugar viene, precisamente, por San Genadio, ermitaño del lugar que estaba meditando en su cueva (se puede acceder a este lugar a través de un sendero desde el propio Peñalba) y que debido al rumor del agua, no podía concentrarse correctamente. Así, gritó “cállate” y el agua dejó de sonar. Hay muchas versiones de esta leyenda, por supuesto, pero lo que no cabe duda es que el espacio está lleno de magia y misticismo.

Bajo el cobijo de la serranía berciana, Peñalba brilla con luz propia como uno de los pueblos más bonitos de España. Un paseo por sus empinadas calles sirve como muestra de cómo se pueden mantener las costumbres en los pueblos más turísticos sin caer en la gentrificación. Las losetas de pizarra parecen competir con el blanco de los montes de nuestro alrededor, mientras los corredores y balconadas, vestidos de geranios rojos y granates, parecen competir con los afamados e icónicos pueblos suizos que todos tenemos en mente. ¿No será Peñalba de Santiago la Grindelwald berciana?

Su mayor secreto: la iglesia mozárabe

Sorprende el pueblo y sorprende todo lo que podemos ver en él. Los y las más deportistas tienen infinidad de senderos que parten del pueblo, como el sendero hasta la cueva de San Genadio o la circular por la Tebaida Berciana. Al finalizar, nada mejor que acercarse a conocer su iglesia, epicentro de Peñalba.

Relacionado con el poder que tuvo San Genadio por estos lares, sus discípulos fueron los que levantaron esta iglesia de claro estilo mozárabe, tal y como podemos observar en su doble arco, en uno de los laterales de la iglesia. Es la iglesia de Santiago un cumulo de sorpresas para el viajero, que siente que entra, por un momento, en un espacio virgen e inexplorado.

Cuenta con dos ábsides opuestos con sus cúpulas, en planta de cruz latina, con elementos celtas, árabes y visigodos. Otra curiosidad es que el campanario se encuentra externo a la iglesia, siendo dos edificios totalmente diferentes.

A día de hoy, ya no se conserva la cruz de Peñalba, muy similar a la cruz de la bandera asturiana, y que fue regalada en 940 por Ramiro I, dentro de la monarquía asturiana que imperaba en ese momento estos lugares. Hoy en día la podemos encontrar en el Museo de León.

En el exterior de la iglesia podemos encontrar un petroglifo, unas inscripciones en la pared del santuario de origen incierto.

Vinos, chacinas y buenas vistas

Para terminar nuestro paseo por Peñalba nos acercamos a conocer uno de los dos bares con los que cuenta la población, además de varios alojamientos rurales. En este caso, hicimos parada en el restaurante los Aromas de Oza, una coqueta casa de dos plantas con una balconada y vistas de ensueño hacia los montes donde la comida, casi casi, pasaba a un segundo plano.

Después de degustar una rica tabla de quesos (13€), decidimos probar el chuletón de ternera curada de 100 días (33€/kilo) el cuál estaba tierno y en su punto, acompañado por una ración de patatas de las de verdad. Lo cierto es que hubiera echado de menos unos buenos pimientos de El Bierzo, por aquello de probar lo del lugar, pero bueno. Los postres, caseros, fueron arroz con leche y natillas con caramelo (3.50€ cada uno). Así, por unos 27€, comimos con una de las mejores vistas que os podáis imaginar.

Sólo queda deshacer nuestro camino, esta vez ascendente para volver otra vez hacia Ponferrada después de haber viajado en el tiempo durante unas horas. Un secreto, este de Peñalba, que sorprende por la multitud de elementos singulares que posee y la sencillez con la que se nos muestran, siendo algunos unas auténticas joyas del patrimonio berciano.

Si estáis de escapada por El Bierzo, os animo a que visitéis una de las cascadas más buscadas en redes sociales, como es el Salto del Pego, a unos 18 kilómetros de la capital. ¿Te ha gustado este artículo? ¿Conocías este idílico pueblecito de la serranía de El Bierzo? Cuéntanoslo en el apartado Comentarios que verás debajo.

Recuerda que ser lector o lectora de Mochila de Cromo es totalmente gratuito por lo que si das likes y compartes este artículo, ayudas a crecer este proyecto sin ánimo de lucro. ¡Nos leemos!

One reply to “Peñalba de Santiago y el Valle del Silencio | Mochila de Cromo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star