Mochila de Cromo

Senda del Trole, pasado minero en Siero

Cuando hablamos de Siero puede venirnos a la cabeza imágenes de Pola de Siero, la fiesta de los Güevos Pintos, Comadres y la enorme masa industrial que hace que el concejo sea uno de los más atractivos para vivir y trabajar. Pero, ¿conoces su pasado minero? ¿sabías que cuenta con varias rutas, ideales para toda la familia, que nos permiten contemplar el patrimonio natural e industrial del municipio? No esperes más. Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos… ¡ya!

Hoy nos acercamos a redescubrir Siero y, aunque ya hemos estado en Valdesoto, disfrutando de sus mazcaraes de invierno así como de sus carrozas o casonas palaciegas, en esta ocasión nos acercamos a la frontera con el vecino concejo de Langreo, dentro del Siero más industrial.

Para comenzar esta senda verde, por donde se disponía el tren minero cargado del valorado mineral, de ahí el nombre de la senda, debemos dirigirnos hasta Saús. Ahí, entre bosques autóctonos y a la orilla del arroyo Candín, cuyas aguas han recuperado la traslucidez que perdieron durante la época más fructífera de la minería asturiana, encontramos un pequeño aparcamiento donde dejar nuestro vehículo.

El Mechero de Saús

Uno de los puntos más interesantes de la ruta es, al margen del rico patrimonio industrial, el fenómeno que se conoce como el Mechero de Saús. En pleno bosque, junto a la carretera, y a poco más de 300 metros desde donde hemos dejado nuestro coche, encontraremos unas escaleras que nos conducen hasta una especie de horno cavado hacia el interior de la tierra. Desde ahí, si nos asomamos, deberíamos apreciar una llama que los lugareños dicen que pudo surgir tras un incendio en la zona y que, dada la cantidad de grisú acumulado en las minas que rodean este paraje, ha hecho que la llama se mantenga intacta durante más de veinte años.

Tristemente, no ha sido la falta de grisú sino quizás otro origen más antropogénico el que ha hecho que esta peculiaridad se haya apagado y que, a día de hoy, el mechero de Saús sea historia, tal y como son todos los vestigios que nos rodean y que parecían dejar en este mechero la última llama del recuerdo.

Cinco kilómetros que combinan prácticamente de todo

Después de la desilusión del mechero de Saús, continuamos por la propia carretera SI-2, con marcas pintadas en el propio asfaltado que delimitan el paso de los senderistas (no es una carretera con demasiado tráfico). Con el arroyo Candín a nuestra izquierda, llegamos a un cruce donde la carretera continúa hacia el frente, dirección Carbayín pero que nosotros debemos desviarnos hacia la izquierda, siguiendo la señalización, para adentrarnos en lo que fue el recorrido del tren minero que transportaba el carbón desde los pozos hasta el puerto del Musel, en Gijón. Fueron estos ferrocarriles, precisamente, los pioneros de la Compañía Ferrocarril de Langreo, lo que luego derivaría en FEVE y, hoy en día, integrada en RENFE.

Mientras disfrutamos de los paisajes asturianos, rodeados de bosques de hayas y robledales, ascendemos levemente hasta traspasar una casería con decoración de labranza y minería, donde destacan multitud de cascos mineros. Por cierto, esta casa está en venta, quizás os interese…

Mosquitera, ejemplo del fin de la minería

Dejado atrás el pasadizo, aparece ante nosotros el enorme pozo Mosquitera, perteneciente a Coto Mosquitera y que, hoy en pésimo abandono, atestiguaba lo que fue la fiebre por el oro negro que era el carbón a mediados y finales del siglo XIX. Tras años de explotación, el pozo sufrió un derrumbamiento en 1972 sin lamentar víctimas mortales. En 1989, un incendio se declara en la planta siete, donde fallecen cuatro mineros y motiva el cierre de esta mina, utilizándose, hasta 2005, la cercana Pumarabule.

Nuestro camino continúa en suave ascenso por un bosque de pinos. El contraste entre el patrimonio natural e industrial alcanza su máximo exponente aquí. Es momento de descansar nuestras piernas mientras admiramos todo lo que nos rodea, con los rayos de la primera tarde de la primavera calentando el Mosquitera.

Tras abandonar el bosque y caminar poco más de un kilómetro por carretera local, dejando un centro geriátrico a mano derecha, aparece ante nosotros el castillete del pozo El Terreón, o Mosquitera II. Aunque podemos ver la casa de aseos y la casa de máquinas, es solamente el castillete lo que se encuentra en buen estado ya que se ha rehabilitado.

La zona presenta un aspecto lúgubre, triste, oscuro pero que, a los ojos de los apasionados de la fotografía y el patrimonio industrial, como nosotros, es toda una delicia. Hay que entender el contexto y dejarse maravillar por la arquitectura de estilo anglosajón de las casas que pertenecieron al Coto Mosquitera.

Un túnel y terminamos

Justo la continuidad del sendero tras el Pozo El Terreón está algo más complicada ya que se suceden pequeños corrimientos de tierra, que no impiden el paso, pero que no son adecuados para los cicloturistas.

A punto de terminar, nos encontramos con un túnel, iluminado y en perfecto estado de conservación, que data de 1892: una auténtica maravilla de ingeniería. Desde el otro lado, el paisaje cambia por completo, con una típica escena de zona rural asturiana, donde la minería no ha tocado los bosques que tenemos ante nosotros y donde las pequeñas ganaderías conviven con las huertas donde ya comienzan a plantarse las patatas.

Como ha podido darse cuenta el viajero, Asturias es tierra de contrastes y, en apenas cinco kilómetros, queda demostrado cómo podemos vivir entre castilletes, restos de hulla, huertas y robledales. ¿Acaso dudáis que Asturias es un auténtico paraíso natural?

En total hemos hecho 10 kilómetros en poco más de dos horas, disfrutando de la senda y el paisaje. Ideal para toda la familia, pueden aprender mientras disfrutan de aire puro y paisajes que parecen sacados de un cuento.

¿Conocíais esta senda verde en Siero? ¿Habéis tenido la suerte de admirar el fenómeno del mechero de Saús? ¿Conoces alguna ruta más por el concejo y me la quieres recomendar? Os leo siempre en el apartado Comentarios que encontrarás más abajo.

¿No me sigues en redes? Es totalmente gratuito y podrás estar al tanto de las últimas novedades:

https://www.instagram.com/mochiladecromo/?hl=es

https://www.facebook.com/mochiladecromo/

https://twitter.com/MochiladeCromo?s=17

One reply to “Senda del Trole, pasado minero en Siero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star