Mochila de Cromo

Valle Oscuru, ruta para toda la familia en Llanes

Hablar de Llanes es hablar sobre acantilados de caliza, bufones y playas paradisíacas. Llanes es verano, buen tiempo, helados e historia pero, ¿es también montaña? ¡Por supuesto que sí! Y en este nuevo artículo os lo descubro gracias a una ruta pensada para toda la familia, sencilla y que guarda algún que otro secreto. ¿Quieres saber más? Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos…¡ya!

Cerca del límite con el concejo de Ridadedeva, y con el telón de fondo de la sierra del Cuera, el Valle Oscuro parece congelar lo que ha sido, y es, la vida tradicional en el oriente asturiano. Con un pasado indiano, como podemos observar en las diferentes casonas de la zona, así como unas vistas espectaculares desde lo más alto de esta ruta, el conocido sendero Los Colores del Valle Oscuru nos sorprende por la majestuosidad de los bosques autóctonos, praderías y arroyos, en un concejo donde lo más popular es su costa. Sí, Llanes guarda muchos secretos, y hoy os los contamos en este nuevo artículo.

Un valle por descubrir

Las buenas comunicaciones, a través de la Autovía del Cantábrico, por todo el oriente asturiano hacen que podamos disfrutar de un fin de semana por el concejo de Llanes, conociendo sus atractivos más populares pero, también, disfrutando de rincones que van más allá de las villas marineras y playas.

Valle Oscuro es, sin duda, uno de los secretos mejor guardados del oriente asturiano. Las vistas a lo largo de la ruta, con pequeñas subidas aptas para toda la familia, así como el hecho de atravesar pueblos con encanto, donde destacan las ganaderías y queserías de la zona, tan típicas, hace que esta caminata se vuelva un imprescindible para quienes quieren profundizar en el patrimonio natural de la zona.

Antiguos vestigios de casonas indianas, palacios y casonas, ermitas y hasta molinos completan el patrimonio etnográfico de este valle de película. Y no exageramos en que es de película ya que, dentro de la ruta Llanes de Cine, algunas escenas de la película El corazón del bosque (1978) fueron grabadas en el pueblo de La Borbolla. ¿Aún te faltan razones para visitar este maravilloso valle de verdes praderas y bosques mágicos?

Algunos puntos a destacar

La ruta comienza en el pueblo de Tresgrandas, donde existen varios alojamientos rurales con encanto, así como bar, y un aparcamiento con gran capacidad. Desde Tresgrandas, comenzamos, de forma circular, la ruta por el valle, dirigiéndonos primero hacia el oeste, es decir, continuando la carretera (apenas tiene tráfico) hacia el pueblo de Carranzo, donde destaca el lavadero que encontraremos a la entrada, así como la iglesia de Santa Eulalia.

Desde aquí, comienza una subida a través de bosque autóctono hacia la conocida como Sierra Plana, un fenómeno geológico excepcional con panorámicas que asombran, tanto a todo el valle, como al Cantábrico, apreciándose, a lo lejos, el pueblo de Buelna. Interesante destacar que estas zonas en forma de meseta permitían ser una zona idónea para la agricultura y ganadería, así como un lugar donde extraer la turba, lo que más tarde se utilizaría para conseguir carbón vegetal.

La Borbolla, única y con un secreto

Tras contemplar las panorámicas, comenzamos el descenso desde Sierra Plana hasta la cota inferior del valle; por el camino, dejaremos a mano derecha una ermita en perfecto estado de conservación así como varios casonas a lo largo del valle. Destacan varias queserías donde, si necesitáis reponer fuerzas, sus productos os encantarán. Recuerda que el consumo de productos locales ayuda a los ganaderos de la zona.

El acceso de La Borbolla es, como no podría ser de otra forma, de película. El camino, franqueado por preciosos plataneros, invita al descanso y el sosiego, donde la arquitectura indiana juega un papel protagonista. Aquí también encontraréis varios alojamientos de turismo rural.

Además, La Borbolla guarda un fantástico secreto: el nacimiento del río Cabra. Podéis decidir continuar la ruta sin hacer esta parada pero, desde mi punto de vista, la experiencia quedaría incompleta. ¿No os llama un molino rehabilitado con cascadas y escondido en lo más profundo del bosque? A nosotros sí, así que allá que fuimos.

La zona del nacimiento del río Cabra, cuyo cauce separa el concejo de Ribadedeva del de Llanes, invita al descanso y a la contemplación del paisaje. Frente a nosotros, las paredes de la Sierra del Cuera nos regalan la vigorosa lengua de agua que es el río y las piedras del camino, repletas de musgo, parecen ser los escondrijos ideales de cualquier trasgo. ¿Será este un lugar de xanas?

Es el lugar perfecto para tomarse el bocadillo, tomar fotografías de los molinos y disfrutar de la paz del lugar. Eso sí, las últimas riadas han deteriorado uno de los puentes que nos acerca hasta el manantial (y cueva) del río Cabra por lo que os recomiendo extremar las precauciones. Los molinos que podréis observar se utilizaban para moler tanto el maíz como para hacer que la lana fuera sumamente fina y útil para tejer. ¡Un aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de la zona!

¿Se ha acabado?

Para nada, una vez hemos descubierto la joya del nacimiento del río Cabra, continuamos nuestro camino, ahora por el margen derecho del río, adentrándonos en pleno bosque ribereño. El día que nosotros fuimos había llovido bastante a lo largo de la semana por lo que, es cierto, el camino estaba bastante embarrado; incluso, en algunos puntos, había que atravesar el arroyo con bastante caudal… pero nada que unas buenas botas impermeables no superen.

Tras una pequeña subida, girando a mano izquierda en la desviación (hacia la ziquierda nos dirigimos hacia el pueblo mientras que hacia mano derecha volvemos al bosque) nos encontramos ahora con la fachada sur del valle y vistas hacia el norte donde, a lo lejos, encontramos tanto el pueblo de Tresgrandas como la Sierra Plana.

Para terminar, antes de enfocarnos por carretera hacia el punto de partido en fuerte descenso, dejaremos a nuestra espalda el colosal palacio de Braña Vieja, símbolo de la riqueza del valle, el cuál no se encuentra en perfecto estado de conservación, lo que es una pena, pero donde se puede apreciar la majestuosidad del mismo así como la calidad de los materiales con los que fue construido.

Sin duda, una ruta única, que no todos conocen y que esperamos que este artículo os invite a realizar. El hecho de pasar por diferentes poblaciones, así como combinar a la perfección caminos de monte con otros de asfalto, hace que sea perfecta para una escapada en familia o amigos. Las vistas únicas unidas a un paisaje mágico, con múltiples elementos a destacar, hacen que la sinergia del patrimonio natural y etnográfico e histórico sea máxima en este rincón del concejo. Como os digo, Llanes es mucho más que costa, y los colores del Valle Oscuru os dejarán boquiabiertos.

¿Quieres conocer más lugares con encanto en Llanes y su entorno?

¿Os ha gustado el artículo? ¿Conocíais este magnífico valle lleno de secretos? Recuerda dejarme tu Comentario más abajo. Si vienes de redes sociales, dale like y comparte; así me ayudarás a crecer y poder compartir lugares tan bonitos con todos vosotros.

¿No me sigues en redes sociales? Aquí puedes estar al tanto de las últimas novedades y nuevos artículos:

One reply to “Valle Oscuru, ruta para toda la familia en Llanes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star