Hotel Delfín Azul, A Lanzada | OPINIÓN

Después de unos días de descanso en las Rías Baixas, hoy os traigo mi opinión sobre uno de los dos hoteles en los que me hospedé. Con una situación privilegiada, el Hotel Delfín Azul emerge como un buque rojizo entre enormes playas de arena fina y dorada. ¿Quieres conocer más? ¿Merece la pena? ¿Tiene buena relación calidad-precio? Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos… ¡ya!

¿Dónde se encuentra?

El Hotel Delfín Azul está en primera línea de playa, frente a la playa de Areas Gordas y a escasos dos minutos a pie por la senda costera a la archiconocida playa de A Lanzada. Su situación privilegiada hacen que este hotel sea frecuentado por numerosas familias que aprovechan la cercanía y tranquilidad del lugar para tomarse unos días de vacaciones.

En plena PO-308, tiene una situación inmejorable si quieres pasar unos días por la zona de Sanxenxo y O Grove, pero sin dormir en estas poblaciones que, en temporada alta, son algo más bulliciosas. Aquí, en cambio, de noche solo escucharás el rumor de las olas y las risas de los vecinos que aprovechan al máximo las inolvidables noches de verano gallegas.

Cuenta, además, con un parking propio gratuito exterior que, aunque en un primer momento pueda parecer no muy grande, puedo decir que nunca hemos tenido problemas de aparcamiento (yendo incluso un sábado). Además, puedes dejarlo el día del check-out por si quieres aprovechar hasta el último minuto la playa antes de volver a la rutina.

¿Y qué tal las habitaciones?

Nuestra habitación era una abuhardilla muy coqueta, con vistas a la ermita de A Lanzada y parte de la playa de Areas Gordas. Contaba con lo imprescindible para disfrutar de un hotel de playa, sin grandes lujos pero teniendo en cuenta que es un hotel de tan solo dos estrellas.

IMG_8202
Camas del Delfín Azul (foto propia)

Las camas, muy cómodas y apetecibles tras un día de playa, junto a sus almohadas mullidas permitían descansar a pierna suelta. Como anécdota, todas las habitaciones cuentan con una pequeña nevera tipo minibar, vacía, pero que resulta ser una idea genial para dejar alguna bebida o algo de comida.

No disponen de una carta de servicios de habitaciones como tampoco de aire acondicionado aunque esta carencia se suple con un ventilador orientado hacia las camas. Y es que aunque la zona de las Rías Baixas tenga un microclima mediterráneo, en realidad, la habitación es fresca por lo que en ningún momento pasas calor.

En cuanto al baño, decir que era interior y aunque realmente limpio, sí que tenía algunos puntos para mejorar. Por ejemplo, los amenities que ponen eran muy básicos y de calidad dudosa: había una pastilla de jabón para cada uno, un vaso y un sobrecito de gel-champú (todo a la vez, dejando el cabello bastante perjudicado). Aunque entiendo que con la categoría del hotel tampoco se pueden exigir grandes lujos, quizás cuidar un poquito esto ayudaría a conseguir opiniones de los clientes aún mejores.

IMG_8233
Baño del Delfín Azul (foto propia)

Por otro lado, la puerta del baño no cerraba demasiado bien y, en el momento que encendías la luz, había un sonido un poco fuerte de la ventilación (recuerdo que es un baño interior). Os dejo alguna fotografía para que podáis juzgar vosotros mismos.

¿Y el desayuno?

El desayuno siempre está incluido en este hotel, siendo tipo buffet y con cierta variedad. Así, puedes encontrarte una amplia variedad de bizcochos que van desde bizcocho de galleta hasta bizcocho de leche condensada o vino (algo que me ha parecido muy sorprendente) así como pan para realizar tostadas y embutidos. Los más pícaros no podrán sacar comida al exterior (ese bocata en la playa al mediodía) ya que hay numerosas carteles que ruegan no hacerlo.

img_8260.jpg
Desayuno buffet (foto propia)

Además, disponéis de tres tipos de zumos (naranja, melocotón y piña) aunque todos ellos de bote. El café no es de cápsula y ni siquiera de máquina sino que se encuentra en un gran bidón; la calidad, asimismo, es mejorable. No tienen servicio de cocina (cosa que no me esperaba en realidad) pero al menos sí una parte de comida caliente con unos huevos revueltos o bacon, pero tampoco; en cambio, ofrecen una tortilla casera muy buena. Tienen diferentes tipos de bollería aunque solo he probado los croissants y bueno, aunque de sabor un poco industrial, con mantequilla y mermelada están buenos.

Bueno… ¿y qué otros servicios ofrece?

Desde un parque infantil exterior (junto al aparcamiento) hasta coquetos salones con sofás en plena planta para descansar o leer una revista. Además, ofrece servicio de restauración tanto con menú como tipo buffet, el cual no he probado, y cafetería.

Me sorprendió, para bien, tanto los precios de las consumiciones como el trato del personal. Había leído numerosas críticas sobre la dejadez de los camareros y tengo que decir que, al menos en mi caso, no son ciertas. El chico de la cafetería es el mismo que está a la hora de los desayunos y es de carácter afable. Por si queréis saber precios, comentaros que unos bocatas enormes cuestan entre 4-6€ y las consumiciones rondan los 2€. Precio más que razonable dado el lugar y, más aún, teniendo en cuenta los precios de los chiringuitos de la playa (mención aparte merece el Chiringuito Alegre, en plena playa de Areas Gordas y que, con un servicio inaceptable, lento y desastroso, desespera hasta al más paciente de los mortales. No piquéis).

¿Lo recomendarías? ¿Volverías?

Pues, quitando el detalle del baño que mejoraría, el trato de todo el personal (recepción, sala de desayunos, personal de limpieza) ha sido excepcional y sumamente amables. Destaca la limpieza de todo el hotel, teniendo en cuenta que es enorme ya que cuenta con cinco plantas y casi una docena de habitaciones por planta. La calidad del desayuno podría mejorarse, por supuesto, pero nunca se nos debe olvidar que se trata de un hotel de dos estrellas y que, en otros lugares, no encontraréis tal surtido.

Creo, sin ningún género de duda, que podría aspirar a conseguir una estrella más dadas las instalaciones con las que cuenta y, en general, el buen hacer de todo el personal. Mis felicitaciones y nos vemos en el verano de 2020.

¿Habías estado anteriormente en este hotel? ¿Conoces la zona de las Rías Baixas y, en especial, la zona de A Lanzada? Puedes dejarme tu opinión o pregunta en el apartado Comentarios.

Recuerda que las opiniones aquí vertidas son fruto de experiencias propias y, en ningún caso, objeto de promoción. Dado que el blog no tiene financiación externa, si estás pensado en realizar una escapada o quieres reservar un alojamiento con 15€ de descuento te dejo el enlace a mi código descuento en Booking con el que tú consigues esos 15€ de descuento y contribuyes al mantenimiento del blog. ¡Así de fácil!

Asimismo, puedes seguirme en redes sociales para estar al tanto de las últimas novedades

¡Nos leemos!

One thought on “Hotel Delfín Azul, A Lanzada | OPINIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s