Pizzería Vesuvio, Gijón | OPINIÓN

Buenas, mochiler@s. Estamos de vuelta y hoy os quiero mostrar una de las pizzerías con más solera de Gijón, la Pizzería Vesuvio. ¿Te animas a recorrer conmigo este pequeño trocito italiano? Recoge tu Mochila de Cromo porque comenzamos… ¡ya!

¿Dónde se ubica?

La Pizzería Vesuvio  se encuentra en los conocidísimos Jardines de la Reina, con unas vistas envidiables a todo el puerto deportivo gijonés, al amparo de las características letronas gijonesas.

Su situación le confiere un carácter y una personalidad que no han cambiado con el tiempo. Y es que no puedo imaginar, ya desde pequeño, la zona del puerto sin ese característico olor a horno de leña y pizzas recién hechas. Tampoco sin las motillos que reparten a domicilio por los alrededores del local. Y aunque el local se ha ido modernizando con el tiempo, sigue contando con la misma distribución desde el principio y esos bucólicos arcos de ladrillo que nos recuerdan a las villas romanas. Sin olvidar sus manteles violetas.

pizzeria-vesuvio-gijon
Interior de la pizzería Vesuvio

¿Y qué comemos?

La carta del Vesuvio se centra en una cocina de calidad, con no demasiada variedad pero sin renunciar a lo más típico, y donde todos encuentran un plato que les guste. La carta completa la podéis consultar en su propia página web.

En mi caso, y aunque os haré una reseña de mi última visita, puedo aconsejaros diferentes opciones ya que esta pizzería se ha convertido en un habitual e imprescindible en esas interminables noches veraniegas gijonesas; nada como cenar en el Vesuvio para seguir la noche por Fomento o Cimadevilla, el animado (y siempre alternativo) casco histórico gijonés.

No puedo opinar sobre los aperitivos y entrantes ya que confieso que jamás los he pedido. Parece que uno siempre va a los platos principales por eso de no perder el tiempo.

Dentro de las diferentes pastas frescas que os encontraréis, ya sea con macarrones, spaghetti o tallarines, no podéis marcharos sin probar su carbonara o sus macarrones con setas y crema. Una delicia.

IMG_8116
Abundante plato de spaghetti (foto propia)

Además, como en cualquier establecimiento italiano, tiene una variedad (quizás algo escasa) en pizzas. Es cierto que no encontraréis mezclas imposibles como en otros restaurantes, sobretodo de comida rápida, donde lo mismo se combina la carne con la piña, las aceitunas o las gambas… todo junto, ¡gloria! No, aquí son pizzas básicas, pero recién hechas en su horno de leña. Su tamaño es adecuado para una persona, aunque escaso si pretendéis compartir.

IMG_8114
Pizza con bonito (foto propia)

Mención aparte merece su lasaña. Aunque la ración no es la más grande que he visto, destaca por la frescura y calidad de su relleno y, no sé si es que la sirven muy caliente o por qué motivo, pero sin duda llena. Aquí, el tamaño no importa.

¿Y de postre?

Una cosa he de dejar clara. Si vas a cualquier restaurante, lo suyo es pedir postres caseros. La Pizzería Vesuvio cuenta con varias tartas caseras aunque su especialidad son los tiramisús; y sí, en plural. Puedes encontrarte el clásico, o uno de fresa. He tenido oportunidad de probarlo y debo reconocer que es una mezcla peculiar pero muy buena.

En cambio, por un malentendido que no niego, en mi última visita pedí una copa de nata con frutos rojos. Mi sorpresa fue cuando me trajeron una copa Nestlé, congelada a más no poder, y donde el sabor no parecía querer hacer acto de presencia. Lo que realmente me dio más rabia fue el precio que se pagó por ese postre: 5€ cada copa. ¿Puede parecerte barato por un postre? Es que en el Vesubio un plato de pasta o pizza cuesta entre 9 y 11€. De ahí mi cabreo.

Como resumen, ¿lo recomiendas?

Sí. He ido varias veces y nunca he tenido una mala experiencia. Siempre te atienden cordialmente y los camareros son los mismos, prácticamente, desde que abrió el local. Además, en ningún momento se reserva mesa (ni para grupos, ni en verano, ni nada) lo que no se traduce en que tengas que esperar demasiado tiempo a que te sienten. Además, aunque de primeras, pueda parecer un local pequeñito, la realidad es que cuenta con varios salones en la parte posterior del local.

IMG_8115
Pasta al pesto (foto propia)

Por otro lado, si no os apetece acercaros hasta allí pero queréis probarlo, Vesuvio cuenta con un servicio de reparto a domicilio donde, a día de hoy, sigue utilizando sus propias motos. Sin duda, esto sí que es vintage.

¿Conoces esta clásica pizzería gijonesa? ¿Alguna vez has cenado con esas preciosas vistas al paseo del puerto? Házmelo saber en Comentarios.

Recuerda que las opiniones aquí vertidas son fruto de experiencias propias y, en ningún caso, objeto de promoción. Dado que el blog no tiene financiación externa, si estás pensado en realizar una escapada o quieres reservar un alojamiento con 15€ de descuento te dejo el enlace a mi código descuento en Booking con el que tú consigues esos 15€ de descuento y contribuyes al mantenimiento del blog. ¡Así de fácil!

Asimismo, puedes seguirme en redes sociales para estar al tanto de las últimas novedades

¡Nos leemos!

One thought on “Pizzería Vesuvio, Gijón | OPINIÓN

  1. Nunca entré en este local aunque si que he tenido ganas, tendré que probarlo si o si este verano. Me parece muy bien que usen para reparto sus propias motos y no den bolo a esas empresas de reparto que explotan a los trabajadores, falsos autónomos explotados

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: