Opinión | Casa María (Mestas de Con, Asturias)

Empieza el buen tiempo y, poco a poco, la comarca de los Picos de Europa, en Asturias, sale de un frío y largo invierno para recibir a todos los turistas que, año tras año, inundan las calles de Cangas de Onís, Covadonga y los lagos del mismo nombre. Acompáñame en esta nueva entrada a descubrir uno de los restaurantes más conocidos del entorno: Casa María.

¡De nuevo a la mesa!

Si eres seguidor del blog (recuerda que puedes estar al tanto de las últimas novedades si te suscribes) habrás leído otras entradas relacionadas con la comarca de los Picos de Europa, como mi reseña sobre el Restaurante Casa Pedro o sobre Imprescindibles en Cangas de Onís.

Hoy, nos acercamos hasta Mestas de Con, por la carretera que comunica Cangas de Onís con Cabrales, muy cerquita del pueblo de Gamoneo, lugar donde se elabora con mimo y cuidado este queso gourmet que hace las delicias de los más foodies. Nuestra parada será Casa María, un restaurante muy conocido en la comarca por su tradición y cuidado de las materias primas en la cocina. De hecho, es más que habitual ver siempre su aparcamiento (y los aledaños) llenos de coches, incluyendo buses de excursiones.

Por tanto, desde Mochila de Cromo no podías dejar pasar la oportunidad de probarlo y daros mi opinión.

¿Qué se puede comer?

Cocina tradicional (de verdad) asturiana, tal cual y sin florituras. Su carta no es precisamente extensa, centrándose en el producto local y de cercanía, con fabada y pote como principales entrantes y carnes, en distintas formas, de segundo. Mención aparte la posibilidad de pedir un plato combinado, algo que ya se ha perdido y que es, por lo menos, un tanto curioso (qué buenos estaban)

De todas formas, el precio de los escalopines al cabrales, por ejemplo, está en 12,50€ mientras que el cachopo ronda los 16€ dependiendo de su relleno; fabada a partir de los 10€ y otros entrantes en la horquilla de los 8-12€.

¿Qué recomendarías?

Pídete un menú. Su precio, los domingos, es de 12€. Podría parecerte caro pero es un precio más que ajustado y razonable entendiéndose la zona en la que estás; sumamente turística.

El día que fui, de primero podías escoger entre fabada, fabes con centollo (alubias con nécora) o menestra. De segundo, carrilleras de ternera, merluza en salsa verde o pitu de caleya (pollo criado en los caminos, sin enjaular y que tiene una rica y variada dieta).

Fabada (foto propia)

¡Para mí una fabada y carrilleras por favor! Os adjunto fotos para que veáis el tamaño de las raciones. La verdad es que la fabada estaba muy buena, con su compango de calidad y, a pesar de que a primera vista parecía poco, una vez te pones a ello ves que es una ración considerable. Las carrilleras, por otro lado, tiernas y sobre un puré de patatas, con más patatas (congeladas).

Para terminar, postres típicos asturianos como el arroz con leche no podían faltar aunque, en mi caso, me decanté por algo más ligero… una tarta de la abuela. También muy buena.

Carrilleras de ternera (foto propia)

Parece que todo genial, ¿no?

Por desgracia, no. El salón es una estancia muy bonita y agradable, con vistas al río. La comida es abundante y de calidad pero el fallo, desagradablemente, está en su personal. Apático y frío, con claras intenciones de recogerte los platos lo antes posible para que dejes la mesa libre y poder sentar a otros comensales. Además, una vez habíamos comenzado a comer, se nos acercó uno de los camareros a preguntarnos si teníamos reserva; no entiendo muy bien a cuento de qué ya que nos había sentado otro compañero suyo (y sí, teníamos hecha reserva).

Como dato anecdótico, el pan que te sirven es congelado. Se nota perfectamente que no es del día y de hecho, cuando te lo sirven está aún un poco caliente después de haberle dado una hornada. A los cinco minutos, comprenderéis, es una piedra.

Entonces, ¿qué hacemos?

Como resumen, es una restaurante más que aceptable en cuanto a la relación calidad-precio, pero que necesita mejorar en aspectos tan básicos como la atención al cliente. Entiendo que están a tope (cuando llegamos no era realmente esta la situación) pero eso no es excusa para apresurar a los clientes. Detalles como el pan restan mucho a un restaurante que se había ganado una fama gracias al boca a boca que hoy, por mi parte, ha quedado en entredicho.

Vistas desde el salón (foto propia)

No se si volvería ya que conozco otros restaurantes de la zona donde voy a plato asegurado pero bueno, como segunda alternativa, no estaría mal.

Si quieres, puedes recomendar otros restaurantes que conozcas en el apartado de comentarios. Además, te animo a seguirme en redes sociales: tanto en Facebook (Mochila de Cromo) como en Instagram (@mochiladecromo); no olvides que hemos abierto canal en YouTube (@mochiladecromo). Nos leemos!

2 comentarios sobre “Opinión | Casa María (Mestas de Con, Asturias)

  1. Muy mal encarado el camarero que había en la barra. Mucha oferta y mejor en la zona para aguantar tanta tontería y malas caras, si les sobra el trabajo os recomiendo casa moran 3 km más y sin comparación

    Me gusta

    1. La verdad es que nosotros conocemos Casa Morán y genial, solo que no hago una entrada porque no tengo fotos actuales. De todas formas, es cierto, Casa María ha ganado una buena fama que pronto puede desaparecer ante una falta de actitud con los clientes

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: