Opinión: Mi primera experiencia en AirBnb

¿Lo abro? No, todavía necesito hacer algún borrador más. ¿Lo leerá alguien? No creo, quién quiere leer cosas de estas con la cantidad de publicaciones y opiniones diarias que existen en otras webs. ¿Lo cerraré en una semana? Puede.

Lo importante es que no he podido esperar más y aquí está este pequeño proyecto: un blog sobre viajes y experiencias, siempre con un toque diferente y ameno. Espero que realmente os sea útil y que podáis descubrir que viajar barato no significa viajar mal, y que todos los sitios tienen lugares increíbles que son gratis, o por muy poco precio.

Recoge las últimas cosas y cierra la mochila. Aquí empieza Mochila de Cromo… comenzamos!!

¿Qué es AirBnb?

Pero vamos con la entrada de hoy. Dado que mi blog está enfocado a, como os digo, viajes tipo low-cost, nada mejor que comenzar a hablar de una de las plataformas de economía colaborativa que ha revolucionado el mundo de los viajes.

Quizás hayáis oído hablar acerca de esta web que funciona a través de personas que, como tú o como yo, disponen de una habitación o un apartamento al que quieren dar un rendimiento económico. No me meteré en la discusión de si este tipo de economías son buenas o malas, o si se ha desvirtualizado la idea inicial de esta plataforma, pero bueno… lo importante es hacer un buen uso de estas aplicaciones que nos permiten viajar barato y, encima, vivir como un local.

Pero cuéntanos como funciona, ¿no?

El uso de esta plataforma es muy muy sencillo. Solo tienes que entrar en su web e introducir el lugar donde quieres ir, y las fechas de tu estancia. Automáticamente aparecen todos los alojamientos disponibles para tus fechas y un pequeño mapa para que te orientes por la ciudad.

Lo habitual es que los precios oscilen por unos 15-30€ noche por habitación, la cual puede ser compartida, privada, tener dentro o no un baño, etc. Hay múltiples posibilidades y dependerá de tus gustos y, sobre todo, lo que quieras gastarte por tu estancia.

Además, muchas veces se ofertan apartamentos enteros que, si sois un grupo, están bastante bien de precio.

Esta habitación me gusta, quiero reservar

En el momento que hayas encontrado el alojamiento que más te convence, simplemente debes introducir una serie de datos como si estuvieras reservando una habitación de hotel.

Aparecerá un desglose del precio por habitación/apartamento por persona, así como una tasa de limpieza que se supone que es el gasto que el anfitrión hace para que encuentres todo como debe ser. Asimismo, aparece una pequeña tarifa de servicio que es lo que cobra AirBnb en concepto de intermediario.

Una vez hagas la reserva, se te aplica el gasto a tu tarjeta y se te enviará un mail con toda la información de contacto con tu anfitrión, así como la localización exacta de tu alojamiento. Es el momento en que, si tienes cualquier duda (aunque te parezca ridícula, todos hemos tenido un primer AirBnb) la expongas. Verás que los anfitriones son muy amables y lo que quieren, la mayoría, es facilitarte la estancia y que no desconfíes del sistema.

¿Y tú qué tal?

En mi caso, la opción de alquilar un apartamento con esta plataforma vino un poco impuesta. Mi idea era reservar una habitación en Madrid a principios de junio de 2017 pero, debido a las celebraciones del WorldPride y EuroPride, todo el alojamiento del centro estaba ocupado. Hoteles, hostels y pensiones a desbordar.

Dado que lo que quedaba disponible no me convencía o se salía de presupuesto, decidí buscar en esta plataforma aunque con cierta desconfianza. Y ya os lo digo, no tengáis ningún tipo de prejuicio con este tipo de alojamientos.

En mi caso, reservé un coqueto apartamento en un bajo de Vallecas que estaba muy bien de precio. Mi anfitriona se preocupó en todo momento en facilitarme información sobre cómo llegar, indicarme los supermercados y farmacias de la zona, consejos para el viaje y, en definitiva, hacer que mi estancia en Madrid fuera un éxito. Hasta el desayuno nos dejó preparado!!

En el momento de irnos, simplemente tuvimos que dejar las llaves en el apartamento por lo que nos facilitó mucho el “check-out” ya que íbamos con un poco de prisa a coger el autobús de vuelta a casa.

Conclusión

AirBnb es una plataforma que ha liberalizado el sector del alojamiento y ha permitido democratizar los viajes (al igual que lo hizo Ryanair y Easyjet en su momento, pero de ello hablaré mas adelante). Es una buena idea si quieres gastar poco o si prefieres sentirte como un local dado que vives en un piso que, normalmente, se encuentra en un barrio que no es turístico (cosa que tiene sus ventajas: los precios no están inflados). Aunque con matices, y seguro que aspectos negativos, yo te recomendaría que te fijes en las opiniones de tu anfitrión antes de reservar y que, si puedes, preguntes cualquier tipo de duda.

Sin duda, en mis próximos viajes, tendré en cuenta esta alternativa.

Espero que te haya ayudado un poco y si tienes cualquier duda o quieres más información, no dudes en escribirlo en los comentarios. Estaré encantado de responderte. Nos leemos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s